Malos tiempos para Apnabi


Estamos viviendo malos tiempos, muy malos tiempos. La tan manida crisis económica está repercutiendo sobre nuestras vidas. Eso que parece tan lejano como la prima de riesgo, el déficit público, la recesión… es nuestro pan de cada día. Y eso no lo es todo, estos términos tan lejanos están condicionando nuestro futuro.

Las consecuencias más sangrantes son los miles de parados, los desahucios, el desmantelamiento del estado de bienestar, la pérdida de los derechos laborales, la falta de esperanza… problemas estos que nos afectan a todos, de los que no podemos huir. Y todo ello provocado por la codicia de los más poderosos, los mercados financieros detrás de los cuales están personas sin escrúpulos.

Esta situación no nos es ajena. Aquí, en Apnabi está a la orden del día. Parece que estas circunstancias se extienden a nuestro mundo más cotidiano.

Así, las distintas crisis económicas que ha padecido la asociación aún en épocas boyantes, han hecho que desde 2003 hasta 2010 los profesionales hayan perdido capacidad económica, la cual se puede cifrar en un 4,97% o lo que es lo mismo en un 5,93% en términos absolutos.

Crisis debidas fundamentalmente a una nefasta gestión económica, no trasladable a las administraciones públicas que la financian y que durante todos estos años a excepción de 2010 aplicaron la cláusula de subida del IPC a los diferentes convenios.

En este sentido, es más que difícil que este año se nos abone el 2,4% de IPC correspondiente a 2011.

Pero el problema va más allá. No sólo no se ha trasladado la subida del IPC de los convenios a nuestros salarios sino que incluso desde no se sabe cuando se están pagando salarios muy por debajo del convenio colectivo. Al tiempo que se inauguraban nuevos centros como el hogar de Erandio, el de Santurce o se trasladaban centros como el de Blas de Otero, con el coste económico que esto supone.

A modo de ejemplo y para apoyar lo enunciado anteriormente, tomemos la categoría de monitor de vivienda y el cálculo del salario hora.

==================================================================

Artículo 39. Cálculo del salario hora

Para calcular el salario hora se establece como módulo el ajustado a la siguiente fórmula:

[salario base anual + complementos / jornada anual] = salario hora”

(Convenio colectivo Apnabi)

==================================================================

Cálculo según convenio:

Salario base anual: 20.153,84 €

Jornada anual: 1.680 horas

Salario hora = 20.153,84/1680 = 11,9963 €

Cálculo realizado por Apnabi

Salario base anual: 20.153,84 €

Número de pagas: 14 pagas

Salario mensual: 20.153,84/14 = 1.439,56 €

Días nómina: 30 días

Jornada diaria: 8 horas

Salario hora: salario mensual/días nómina/jornada diaria 1.439,56/30/8 = 5,9981 €

Esta diferencia del 50% se ve disminuida por el pago de la prorrata de paga extra y vacaciones.

Pero en términos generales la diferencia con respecto a lo que percibe el trabajador es de entre un 62% y un 63% de lo que hubiese debido percibir en aquellos contratos de corta duración (uno, dos, tres días).

Bajo estos parámetros Apnabi ha realizado cientos de contratos durante al menos el pasado año, perjudicando seriamente los intereses de la personas más vulnerables, aquellas que prestan apoyos por horas en los distintos centros. Y que encadenan las más de las veces infinitos contratos.

Pero esto no es todo ni cabría decir que lo más grave. Lo trascendental es que la empresa aún a sabiendas no haya dado la cara, no se haya responsabilizado… e incluso haya querido desviar el fondo del problema.

Cómo es posible que aún hoy, transcurridos cerca de dos meses desde el conocimiento de la situación, no se haya reunido con los afectados, se haya comprometido a poner encima de la mesa el importe adeudado a todos y cada uno de ellos y haya consensuado el abono de la deuda y el pago de la seguridad social generada. ¿Se trata de una cuestión de oportunidad económica?

El tira y afloja mantenido hasta la fecha con el comité de empresa para resolver esta situación no ha sido ni serio ni responsable por parte de la organización.

En un primer momento se quiso solucionar el problema con la firma de un acuerdo suscrito por una comisión paritaria no constituida y con el reconocimiento de una deuda muy por debajo de la real (9.000 € frente a 60.000 € estimados más la correspondiente cotización a la seguridad social). Esta propuesta sólo se puede definir como engañosa, fraudulenta, capciosa e irreal.

Todo esto unido a los acontecimientos posteriores denota un desinterés total hacia el trabajador y una falta de empatía radical hacia el mismo. Parece ser que sólo interesan las necesidades de unas pocas familias, mientras que la inmensa mayoría permanece al margen de los acontecimientos asociativos.

El impago de la deuda por ellos generada no se puede esconder bajo la dificultad de la gestión del problema o de la falta de recursos para hacerle frente. Pregunto: ¿qué pasaría si en vez de ser los trabajadores los afectados serían una entidad financiera, un proveedor o el propio equipo directivo? Sería a todas luces inadmisible su impago.

No cabe bajarse los pantalones otra vez en pos de la organización. Ya ha sido suficiente. Estos sacrificios no se los exigen a sí mismos, no es más que una reproducción de esa economía global que nos quiere avasallar.

Y lo más definitivo y grave es esta cultura corrupta que esta dominando Apnabi y de la que ellos se sirven para deformar la realidad.

Malos tiempos para Apnabi.pdf

online casino australia