Carta de los trabajadores de hogares de viviendas


Ante la respuesta inequívoca de la empresa en lo referente al cómputo y disposición de la formación para el año 2011, el equipo de los trabajadores del servicio de viviendas de APNABI, quiere hacer llegar a la dirección su más rotunda disconformidad sobre esta medida. Disconformidad que no es para nada caprichosa, ni surge gratuitamente, y que a continuación nos disponemos a aclarar el por que de nuestro absoluto rechazo a esta decisión de la empresa.

Una vez más, vemos como ante cualquier problema la empresa actúa de forma unilateral, sin contar con la opinión de los trabajadores y haciéndonos paganos de una situación de la cual somos totalmente ajenos. Privándonos de un derecho adquirido a lo largo de todos estos años.

La formación supone muchas veces un esfuerzo para unos trabajadores que con horarios a turnos y nocturnos tienen gran dificultad para llevar a cabo procesos formativos, y que a lo largo de todos estos años han demostrado su predisposición a la hora de reciclarse y formarse.

Vemos como ese esfuerzo que realizábamos y que antes nos daba la oportunidad de unos pocos días de descanso, tan necesarios en un trabajo como el nuestro; y que nos ayudaba mínimamente a compaginar la vida laboral con la personal, de la noche a la mañana desaparece. Poniendo de esa manera, más aun si cabe, en riesgo nuestra ya de por sí precaria salud laboral.

Por otro lado, nos encontramos ante una casi total desinformación. No sabemos cuales son las razones que aduce la empresa a la hora de tomar tal decisión. No sabemos a quienes va a afectar este cambio. Sólo a viviendas, ¿o afecta a otros servicios? A todos los trabajadores del servicio de viviendas ¿o sólo a los monitores? A todas las viviendas ¿o sólo a algunas?

Esta manera de actuar por parte de la empresa la vivimos como un ataque a un colectivo que si se ha caracterizado por algo durante todo este tiempo ha sido por la implicación y la profesionalidad en el trabajo, a pesar de tener unas condiciones laborales duras y que según se ha reconocido en innumerables veces por los gestores de APNABI deben de ser mejoradas aun ostensiblemente.

Por lo tanto pedimos a quienes hayan tomado esa decisión que recapaciten y den marcha atrás. Por que lo único que consiguen es empeorar, unas ya de por sí maltrechas relaciones laborales. Sino toda esta política cortotiempista y miope que en nuestra opinión está llevando recientemente a la practica la empresa, será contraproducente y negativa para todos, y acabará afectando a la larga no sólo a la empresa y a los trabajadores; si no también a la calidad del servicio que ofrecemos a nuestros socios y a sus familias.

Firmado por los trabajdores de viviendas y Comité
online casino australia